Durante los últimos 40 años, se ha vuelto masivo el uso de los dispositivos informáticos que atraviesan los vínculos humanos en los principales centros urbanos del planeta y que cubren, con su manto reticular, gran parte de las sociedades industriales contemporáneas. De forma progresiva, estas nuevas generaciones de interfaces han comenzado a plantear, por su naturaleza técnico-discursiva, modificaciones en la forma en que interactuamos con el factor técnico y, por consiguiente, nuevos modos de relación social.



El fenómeno de la transmediación refiere al proceso de hibridación y de entrecruzamiento sincrónico de narrativas que circulan por terminales, soportes y canales técnicos convergentes.